¿Viviremos en un mundo aumentado o virtual? El futuro de la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada

No cabe duda de que la Realidad Virtual y la Realidad Aumentada son dos de las tendencias tecnológicas más prometedoras para los próximos años. Sin embargo, a día de hoy todavía no somos capaces de predecir qué camino tomará cada una de ellas. ¿Veremos como se irán distanciando progresivamente o sin embargo asistiremos a una fusión natural a medida que estas dos evolucionan en la misma dirección?

En este artículo intentaremos descifrar las claves del futuro de ambas tecnologías, prestando atención a qué problema solucionan, cuáles han sido los últimos pasos de los gigantes tecnológicos al respecto y qué potencial tiene cada una de ellas. Para hallar la respuesta por tanto, el primer paso es enfocarnos en cuáles son sus diferencias actuales.

 

CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE REALIDAD VIRTUAL Y REALIDAD AUMENTADA

De los dos tipos, la realidad aumentada es la tecnología destinada a ser usada en nuestro día a día. Mediante la superposición de imágenes y gráficos que interactúan con nuestro entorno, la AR trata de mejorar nuestra interacción con el mundo físico, añadiendo información de valor a nuestra realidad.

Sin embargo, a día de hoy todavía no hemos conseguido alcanzar un grado de madurez tecnológico que nos permita captar de forma clara las bondades de esta tecnología. Las Google Glass fueron un sonado fracaso, las Hololens tienen problemas de campo de visión (además de su prohibitivo precio) y Magic Leap sigue en silencio. No dudamos del inmenso impacto que puede tener la AR en nuestra sociedad en un futuro (no tan lejano), pero para que esto pase será necesario que consigamos que funcione, siempre y bien. O lo que es lo mismo, para que la AR explote, antes necesita ser buena, bonita y barata.

En la otra esquina del ring nos encontramos con la realidad virtual. La idea básica de la VR es simple: transportarte a un mundo paralelo enfundándote unas gafas. Su gran diferencia con la realidad aumentada es su pretensión de inmersión, o lo que es lo mismo, su capacidad para sumergirte plenamente en otro entorno aislándote de la realidad.

Actualmente los dispositivos VR están diseñado para ser usados en casa o en privado y mayoritariamente para la industria del videojuego, con dos de tus cinco sentidos completamente aislados del exterior. Y si bien todavía la tecnología no es perfecta (baja resolución, pesadez, conectividad…), ya podemos disfrutar de experiencias realmente alucinantes.

Por lo general, parece que la AR tenderá a ser más ligera y cómoda para ayudar a su uso en sociedad, factor que no tiene porqué acompañar a los dispositivos VR, cuya mayor virtud seguirá siendo su capacidad de inmersión.

 

QUÉ OPINAN LOS BIG PLAYERS

En una industria cuya tecnología todavía se encuentra en un estado de maduración temprano, es curioso ver cómo las grandes multinacionales ya comienzan a tomar posiciones en un mercado en el que parece haber dos visiones diferentes: el futuro será AR o el futuro será VR.

Facebook es más partidario de ésta última. La compra de Oculus por 2 billones de dólares supuso el pistoletazo de salida en la carrera hacia el dominio del mercado. Ahora, con el lanzamiento de Oculus Go la adopción en masa de la VR parece aún más cercana.

Este es un hecho que Mark Zuckerberg parece tener bastante claro: “Estamos trabajando en realidad virtual porque es la siguiente plataforma de computación y comunicación tras el teléfono. Tendremos el poder de compartir plenamente nuestras experiencias sensoriales y emocionales con los demás cada vez que queramos”. En cuanto a su opinión sobre el futuro de la realidad aumentada, Zuckerber no ve adopción masiva hasta al menos 2022, debido al lento desarrollo actual de la tecnología.

Algo parecido parecen pensar en Google. Primero con la introducción de las Cardboard y más adelante con Daydream y su reciente actualización, el gigante de Mountain View tiene como punto de mira la democratización de la realidad virtual. Y para ello saben que será necesario mejorar la experiencia de uso, principalmente su movilidad. Es por ello que ya se encuentran inmersos (nunca mejor dicho) en una colaboración con Lenovo y Vive para el desarrollo de su Standalone VR, sus gafas de gama superior que permitirían seis grados de libertad sin necesidad de cables.

Por otro lado encontramos a los partidarios de la realidad aumentada, con Apple a la cabeza. Los de Cupertino son unos confesos devotos de las bondades de la AR. En palabras de Tim Cook, CEO de Apple, “No me gusta que nuestros productos se usen demasiado. Prefiero que amplifiquen nuestros pensamientos y creo que la AR puede ayudar a amplificar la conexión humana. Nunca he sido un gran fan de la VR como tal porque creo que hace lo contrario. Claramente hay cosas muy chulas al respecto, pero no es profunda bajo mi punto de vista. La AR sí es profunda”.

Dicha voluntad se ha visto traducida recientemente con el lanzamiento de ARKit, su plataforma de desarrollo de apps en AR. Su propósito es de cierta forma desacreditar a escépticos como Zuckerberg dando un paso de gigante de cara a su maduración tecnológica. Para ello consideran clave hacer más fácil el trabajo de los desarrolladores y evangelizar su potencial ante el público masivo con colaboraciones con empresas como IKEA. Sin duda, un puño sobre la mesa al que el propio Google ha respondido con el lanzamiento de su propia plataforma ARCore.

Y ¿qué tiene Microsoft que decir en todo esto? Al fin y al cabo fueron unos de los primeros en apostar fuertemente por la realidad aumentada con el lanzamiento de sus conocidas Hololens. La visión en este sentido es bastante interesante, ya que plantean un futuro en el que ambas tecnologías converjan en un concepto al que les gusta denominar como Realidad Mixta o Mixed Reality.

En este hecho coinciden con Magic Leap. Es normal que no te suene su nombre, ya que a fecha de hoy todavía no han sacado un solo producto, pero ¿sabías que su valoración actual es de más de 8 BILLONES DE DÓLARES? Dicha valoración es debida en gran parte a las altas expectativas de resultados de la empresa e inversores como lo sons Alibaba o Google. Pero dejando a un lado si realmente serán capaces de estar a la altura de lo que se espera de ellos, el simple hecho de que una compañía que apuesta tan fuertemente por la Realidad Mixta reciba cotas de inversión tan elevadas, puede darnos una idea de dónde piensa la industria que está el futuro.

 

QUÉ TECNOLOGÍA TIENE MAYOR POTENCIAL

De cara a que cualquiera de los dos tipos consiga llegar a las masas de consumo, primero serán necesarias varias premisas:

  • Que los dispositivos sean asequibles
  • Que aporten valor real
  • Que sean fáciles y cómodos de usar
  • Que sean socialmente aceptados

De cualquier forma, existen otros medios para desarrollar la tecnología sin necesidad de llegar al mercado global, basta por ejemplo con atacar industrias específicas.

En el caso de la VR en particular, se tiene mucha esperanza en sectores como la educación, la psicología o la medicina, en los que se permitiría proporcionar al estudiante o paciente un grado mucho mayor de realidad con un nivel de riesgo mucho más bajo, por no contar la reducción en costes. Estudiantes analizando un cuerpo humano o una batalla histórica, pacientes afrontando situaciones de estrés o rememorando recuerdos desde su propia casa son solo ejemplos de cómo la realidad virtual será capaz de transformar industrias enteras.

El potencial de la realidad aumentada por otro lado está basado principalmente en su capacidad para expandir nuestra experiencia presente. Mediante su uso podríamos llegar a obtener información adicional y pertinente de todos los objetos con los que interactuamos a diario sin necesidad de bajar la vista o mantener las manos ocupadas. Muchos expertos consideran la AR como el mejor posicionado para desbancar al móvil en pocos años.

 

Dentro de los sectores más prometedores para el desarrollo de la realidad aumentada se encuentran arquitectura, construcción, ingeniería, deporte, entretenimiento, militar y turismo entre muchos otros.

 

QUÉ TECNOLOGÍA TIENE MÁS FUTURO

Si tuviéramos que elegir entre una de las dos, tendríamos que basarnos en cuestiones más filosóficas que técnicas.

Finalmente todo depende de qué anhelamos los humanos como especie, ¿mejorar nuestra experiencia haciéndola más rica y fácil, o ser capaces de experimentar una realidad completamente diferente a lo que nunca antes hemos vivido?

Si bien será posible intercambiar ambas tecnologías con el mismo dispositivo, ésta última distinción siempre persistirá: hacer uso de nuestra realidad o una completa inmersión. La respuesta la terminaremos encontrando en el uso de nuestra capacidad de crear realidades suficientemente ricas como para no querer nunca escapar de ellas.

5 razones para no faltar al Oarsis Weekend (+BONUS)

“Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado”

—Proverbio Africano

 

Son muchos los que reconocen en la VR/AR un potencial enorme para crear empresas y cambiar industrias enteras. Personas de sectores donde la transformación digital aún no se manifiesta, ven oportunidades de revolucionar la forma en la que trabajan, se comunican y aportan valor a sus clientes.

Sin embargo, puede que la tarea de empezar una empresa de VR/AR de la nada, sin los recursos adecuados, la red de contactos ni el apoyo se sienta como correr una larguísima y agotadora maratón a través del desierto. 

Hasta ahora.

(más…)

Líderes Virtuales: Las 10 empresas que tienes que tener en el radar

Una nueva revolución tecnológica se acerca. Todo indica que es inevitable. Sin embargo, hay mucha incertidumbre en la forma, tiempo y nombre en que llegará. Demasiadas empresas terminan fracasando, aunque cabalgan la tendencia adecuada. En esta lista exploramos las 10 empresas de VR/AR que consideramos tienen mayor oportunidad de irrumpir en el mercado.

(más…)

[INFOGRÁFICO] Empresas de VR/AR en España: Pasado, Presente y Futuro (Edición Q4 2017)

Que las tecnologías inmersivas como la realidad virtual, realidad aumentada o mixta hayan llegado para quedarse es un hecho indiscutible. Cada semana son más las noticias y rumores que nos llegan sobre nuevas adquisiciones, inversiones y lanzamientos por parte de los big players del mundo de la innovación. Con una tecnología aún con muchísimo recorrido, multinacionales como Apple, Microsoft, Samsung, Google o HTC están enfocando muchos de sus esfuerzos en ser los primeros en democratizar su uso, quedándose así con la mayor parte del pastel. Con algo menos de cinco años desde su resurgimiento con la creación de las primeras gafas Oculus DK1, las tecnologías inmersivas se han convertido en las nuevas promesas tecnológicas de Silicon Valley y Asia.

La tendencia en el mercado internacional parece bastante clara al respecto, pero ¿qué hay de las empresas españolas?

(más…)