STANDALONE VR: UNA NUEVA APUESTA DE MERCADO

La realidad virtual es una tecnología joven, que avanza a pasos de gigante. En apenas 3 años hemos visto multitud de avances, noticias y mejoras alrededor de esta industria. Tanto a nivel de hardware, como de software.

Una de las revoluciones más importantes que ha experimentado este sector, a nivel de hardware, es sin duda la entrada de un nuevo jugador en el campo de la realidad virtual: los dispositivos standalone.

En este artículo veremos qué son, de dónde vienen, y qué suponen para el futuro de la realidad virtual.

Qué es el standalone

Un dispositivo de realidad virtual autónomo, todo en uno, independiente. Es una única pieza integrada de hardware, como un teléfono o una tablet.

A diferencia de la realidad virtual de ordenador, o la de móvil, que se apoyan en dichos dispositivos para funcionar, los standalone funcionan autónomamente, sin necesidad de un móvil o ordenador.

Los Standalones son inalámbricos. Sin embargo, es importante entender que no todos los cascos de realidad virtual inalámbricos son standalone. Algunos sistemas envían información de forma inalámbrica desde los PC u otros dispositivos. Por ejemplo, los visores de realidad virtual móvil son inalámbricos, pero al estar potenciados por un móvil, no son standalone. Hoy en día tenemos varios dispositivos standalone en el mercado (o a punto de llegar) de marcas como HTC, Oculus, Google y Pico Interactive.

Pero, ¿por qué son tan importantes, de dónde surgieron?

Los orígenes del standalone

Para empezar, hay que decir que estos dispositivos autónomos han sido posibles gracias a un avance en la tecnología llamado “inside-out tracking”. El rastreo “de adentro hacia afuera” utiliza cámaras en el exterior de los cascos de realidad virtual que permiten que vean el entorno a su alrededor, así como dónde están tus manos. Esto elimina la necesidad de sistemas de sensores que normalmente se colocan alrededor de la habitación.
Por otra parte, los dispositivos standalone o visores autónomos nacen  también como respuesta una necesidad de mercadoAntes de los standalone, solo teníamos dos opciones para experimentar la realidad virtual: la opción de “escritorio” y la “móvil”.

Llamamos realidad virtual de “escritorio” a aquellos dispositivos de realidad virtual que necesitan de un ordenador o consola para funcionar. Dentro de esta categoría entran los HTC Vive, las Oculus Rift, o incluso las PlayStation VR. Estos dispositivos tienen un precio alto de por sí, más el ordenador o consola necesarios para hacerlo funcionar.

El alto precio de estos dispositivos de realidad virtual de alta calidad (y los ordenadores necesarios para poder soportarlos) limitaban el acceso a la realidad virtual para los consumidores.

Una vez superada la barrera del precio, nos encontramos disfrutando de una realidad virtual de alta calidad y 6 grados de libertad, pero con la incomodidad de los cables y settings de por medio.  

La otra opción que había, era la realidad virtual móvil, aquella que nos permitía experimentar una realidad virtual limitada, de una calidad baja o media, y que precisaba además de dispositivos móviles para funcionar. Dentro de esta categoría encontraríamos unos visores más asequibles como los Google Cardboard, las Samsung Gear o los DayDream, pero sacrificábamos libertad de movimiento (3 grados respecto a 6) y calidad.

Así pues teníamos problemas de precio, de movimiento /libertad, y de calidad.

Hasta que llegó el standalone, la solución intermedia.

Las razones detrás de la necesidad de traer al mercado y a la industria este tipo de dispositivo, están relacionadas a su vez con solucionar estos problemas que presentaban las otras opciones disponibles.

  1. Fácil de usar:  te pones un único dispositivo en la cabeza y está listo para comenzar, sin instalaciones, ni otras complicaciones.
  2. Cómodos: sin enredos de cables, y algo más ligeros.
  3. Portátiles: solo una pieza (y el cargador), Eso es todo lo que hay que llevar. Ni cables, ni sensores, ni trípodes.
  4. Más asequibles pero con buena calidad: Los standalones suponen una única compra.

Así nacieron los standalone, los dispositivos de realidad virtual autónomos, la solución intermedia entre la realidad virtual de escritorio y la móvil.

El estado actual de los dispositivos standalone

El pasado 5 de abril tuvimos el placer de disfrutar del evento “Realidad Virtual Sin Cables: Bienvenido Standalone”  en que vimos el estado actual del standalone y lo que implica su llegada para la industria de la realidad virtual. Rescatamos los datos más significativos y detalles vistos durante el evento en este artículo.

Actualmente, tenemos 5 dispositivos standalone disponibles, y uno  (Santa Cruz de Oculus) en “fabricación”. 

Hemos creado una infografía comparativa de estos 5 dispositivos standalone en la que que  están recogidas las principales características de estos dispositivos, desde su precio, hasta su FOV (Field of View) o su tasa de refresco, medida en Hz. Podéis descargarla libremente y utilizarla siempre que citéis la fuente (Oarsis).Oarsis Standalone Infographic

Futuro del standalone

Que esta solución “intermedia” se esté empezando a desarrollar ahora, no es casualidad. Si bien ha “nacido” en último lugar, es muy posible que sea la categoría primogénita de lo que será la realidad virtual cuando las tecnologías avancen más.

Los standalone son el futuro más próximo de la realidad virtual pues harán que esta llegue a más personas, o al menos esa es la predicción.

Pero lo que es más importante, también son representantes del futuro porque avanzan en la misma dirección que todas las plataformas computacionales, hacia la disminución de tamaño, de precio y el aumento del rendimiento.

Todavía hay innumerables desafíos que la realidad virtual debe superar para convertirse en una verdadera tecnología de consumo convencional, como aumentar el contenido disponible para todo sus dispositivos, ajustar los precios aún más y, como siempre, mejorar la calidad en conjunto, sobretodo en lo que a diseño de usuario se refiere. Pero los dispositivos de realidad virtual autónomos representan un gran paso hacia dicho futuro.

Comments are closed.